EGOÍSMO:

El Egoísmo es una falta grave de carácter que prolonga la permanencia de la gente en los planetas de tercera dimensión porque, para salir de ellos y poder estar en los mundos superados, se precisa no tener egoísmo, haber realizado el Amor completamente, el ejemplo lo dio el Mesías nueve veces.

Amarse a sí mismo esta bien, pero no sobre todo para acaparar, sacar provecho y perjudicar a otras personas, porque amar es compartir. La falta de amor, que origina el egoísmo, produce estancamiento, infelicidad y mucho sufrimiento. Quien vive en el egoísmo, eso mismo recibirá, y al final de su vida estará solo.

El egoísmo tiene mil caras, puesto que se reviste con muchos ropajes: Orgullo, vanidad, venganzas, celos, calumnia, materialismo, racismo, etc., de allí también deriva las guerras y la violencias. En todo acto impositivo, hay egoísmo solapado así como la indiferencia al despreocuparse del prójimo. Por todo ello, algún rasgo de egoísmo diferente hay en cada persona; aunque no se reconozca así. Para ir soltando las diferentes facetas del egoísmo, se precisan muchas reencarnaciones, ya que brota por allí y por allá, cuando menos se espera hasta que el ser humano manifieste solamente amor, y ese color rosado le dé la fortaleza y lo eleve.

Bendiciones.

_________________
"Que el Gran AMOR Infinito de el DIOS UNO Padre-Madre te envuelvan en la Suprema LUZ Divina. "